Manos blancas con anillos

6 Secretos para cuidar de tus Manos como un Masajista Profesional

Tabla de Contenido

Usualmente los y las masajistas, tienen cierto recelo a admitir que están experimentando dolor y lesiones en sus manos y brazos. Después de todo, se supone que deben saber cómo evitarlo o al menos cómo tratarlo.

En estos días, la necesidad de trabajar cada vez más para llegar a fin de mes es un factor real en decisiones sobre atender, o no, más y más clientes. Estas influencias económicas, junto con el deseo natural de ayudar a más personas, y ayudar más a cada cliente, tienden a combinarse para crear una tormenta perfecta en la que estos profesionales hacen más de lo que debería. Eso tiene un precio en sus cuerpos.

En 1992, The Ultimate Hand Book estimó la tasa de deserción en aproximadamente el 80% para aquellos que abandonaron el campo de la terapia de masaje, muchos debido a lesiones y distensiones musculares. Eso fue antes de que se acrecentaran los aspectos económicos y se hiciera necesario, para los masajistas, aumentar la carga laboral.

Este exceso de trabajo conduce a muchos problemas, desde dolor en el pulgar y lesiones por esfuerzo repetitivo (RSI) hasta el síndrome del túnel carpiano y el síndrome de la salida torácica. Muchos de los mismos problemas que enfrentan los trabajadores de oficina que pasan horas encorvados frente a una computadora con el mouse en la mano derecha. ¡Y las soluciones son muy parecidas a las que se les ofrecen a esos clientes!

Veamos las 6 técnicas para el cuidado de las Manos

  1. Mecánica del cuerpo: Al ser conscientes y ajustar la mecánica corporal, es posible mejorar significativamente la salud de las Manos. Esto significa ajustar la silla si esta demasiado alta, prestar atención a la postura durante el uso del ordenador o celular. Un ajuste de incluso una pulgada o dos puede marcar una gran diferencia en nuestro ángulo de presión y puede marcar una gran diferencia en el nivel de dolor y estrés en nuestras articulaciones. Es por eso que una silla hidráulica es útil, ya que podemos ajustar su altura facilmente y se adapta al cuerpo y a necesidades específicas. También significa hacer uso de herramientas con regularidad, como piedras, compresas calientes y herramientas de punto de activación, para cuidarlas después de un arduo día de trabajo.
  2. Estirarse: Estirar los hombros, el cuello, el pecho y la espalda, así como los brazos y los antebrazos, puede ser de gran ayuda para mantener las manos y las muñecas en excelente condición. Un gran estiramiento para el antebrazo es extender la palma del brazo izquierdo hacia abajo con los codos rectos, luego usar la mano derecha para agarrar la mano y los dedos de la izquierda y tirar de esa mano en flexión tanto como sea cómodo, y luego en extensión como sea posible. hasta donde sea cómodo. Cambiando de mano y repitiendo el mismo proceso con el brazo opuesto. Hacer esto todos los días antes de dormir y al levantarse, mejorará significativamente la salud de tus Manos.
  3. Evita lesiones por estrés repetitivo (RSI): Un truco utilizado constantemente por Masajistas Profesionales consiste en modificar los movimientos en cada sesión de masaje. Incluye esta técnica a tu rutina diária, utiliza tu mano No dominante para realizar tareas cotidianas, además estarás estimulando tu cerebro a construir nuevas conexiones neurológicas.
  4. Descansar: Controla tu horario de trabajo y no te permitas exceder del horario límite por día. En caso de aumentar tu carga laboral, asegúrate de aclimatarte a ese nuevo desafio. Este aumento repentino de la carga de trabajo y la presión deja al cuerpo susceptible a lesiones, esguinces y distensiones.
  5. ¡Tomar descansos!: Durante la jornada laboral, toma descansos para relajar tus brazos, muñecas y manos. Toma aproximadamente 15 – 20 minutos de descanso, cada hora y realiza los ejercicios que explicamos en e punto numero 2. Si no es posible tomar esos descansos, cambia de actividad, así las extremidades superiores tendrán un descanso.
  6. ¡No trabajes más de lo que tu cuerpo te permite!: En ocasiones el trabajo consume cada segundo del día, parece casi imposible dejar de pensar en ello, esto se extiende hasta el final de la noche. Sin embargo, es importante aprender a escuchar lo que dice el cuerpo, no te esfuerces en exceso. Los masajistas simplemente deben trabajar tan profundamente como sea cómodo y seguro para ellos, mientras adaptan el servicio tanto como sea posible a las necesidades de los clientes, intenta hacer lo mismo por ti.

La prestación de servicios de carrocería puede ser un trabajo muy satisfactorio, pero también muy exigente físicamente. Por eso es tan importante valorar el esfuerzo y los efectos colaterales a los que las masajistas se exponen al comenzar cada sesión.

Al utilizar las técnicas profesionales, tomando cuidado en mantener la mecánica corporal correcta, estirarse, darse el tiempo necesario para recuperarse tanto durante la jornada laboral como en los días de descanso, y ser consciente de lo que es cómodo y lo que es una presión peligrosa para trabajar, puede proteger tus manos.

Artículos Relacionados

Copyright © 2021 Todos los derechos reservados a Masajes Eróticos Madrid || Diseñado y Desarrollado por Nessi Studio