Hablemos un poco más sobre el masaje tántrico

Tabla de Contenido

El masaje tántrico es una técnica de masaje muy íntima que se utiliza tanto para proporcionar relajación como para crear una conexión más fuerte entre la pareja a través de la respiración rítmica y la transferencia de energía.

¿Qué es el masaje tántrico?

Este tipo de masaje combina técnicas tradicionales de masaje con energía sexual. La idea detrás del masaje tántrico es estimular y despertar los siete centros de energía conocidos como chakras. Estos centros de energía están ubicados a lo largo de la columna, y el masajista alineará estos centros para liberar la energía almacenada, permitiéndole llegar a todo el cuerpo, desde la base de la columna y por todo el cuerpo.

Los beneficios del masaje tántrico

Mejora las técnicas de respiración. Este tipo de masaje a menudo se combina con técnicas de respiración conocidas como pranayama. Estas técnicas se utilizan para transmitir energía por todo el cuerpo de una manera más eficiente. Cuando se combinan, el masaje tántrico y las técnicas de respiración aportan un buen estado general, mejoran la atención, la concentración y también tienen beneficios físicos, es decir, ofrecen relajación e incluso pueden acelerar la curación de heridas y enfermedades.

Relajación de cuerpo y mente

Como cualquier otro tipo de masaje, el masaje tántrico relaja el cuerpo, ayuda a aliviar diversas dolencias físicas, pero también alivia el dolor emocional. Mucha gente dice sentirse más relajada y aliviada, mentalmente hablando. Otros afirman sentirse con más energía y más alerta, lo que les permite estar más activos durante el día y descansar mejor por la noche.

Mejora la experiencia sexual

El masaje tántrico se puede utilizar para potenciar las sensaciones de la experiencia sexual de la pareja. Cuando se realiza entre parejas, el masaje tántrico crea y fortalece la conexión entre los dos y conduce a una mayor intimidad. Estos efectos beneficiosos también se sienten incluso si el masaje lo realiza una persona especializada en este campo.

Cómo hacer un masaje tántrico

El primer paso que debes dar es crear un ambiente confortable. Utilice luz difusa como la que proporcionan las velas, y si no, reduzca el brillo en la habitación de todos modos. Una música suave y relajante de fondo y unas velas aromáticas también ayudan a crear un ambiente íntimo y relajante.

Una vez preparado todo, la persona que recibe el masaje se tumbará boca abajo sobre la superficie preparada. Los brazos estarán estirados a lo largo del cuerpo en una ligera forma de V y los pies también estarán ligeramente separados. La atención se centrará entonces en la respiración y su ritmo a medida que continúa el masaje.

A partir de ahora el masaje continúa y se puede personalizar en función de la conexión que exista entre el dador y el receptor, y la estimulación que se necesite. Cuando ofrecemos un masaje tántrico es importante que se priorice la conexión entre la persona que ofrece y la persona que recibe el masaje. La energía de los dos proporcionará relajación e intimidad a la pareja.

Importante saber

El masaje tántrico no pretende ser una práctica sexual. La atención debe centrarse principalmente en crear una atmósfera sensual entre los dos socios y alinear la energía en sus cuerpos. El masaje tántrico es más relajante que estimulante. Puede comenzar con un masaje regular, luego continúa con métodos más sensuales para crear y fortalecer la conexión entre la pareja a través de esta técnica de masaje.

Artículos Relacionados

Copyright © 2021 Todos los derechos reservados a Masajes Eróticos Madrid || Diseñado y Desarrollado por Nessi Studio