Intimidad

Tabla de Contenido

Hablemos de lo que queremos decir exactamente con la palabra intimidad.
La forma más sencilla de describir la intimidad, es siendo la cercanía de las personas en diferentes tipos de relaciones.

A medida que pasa el tiempo en una relación, esta cercanía tiende a aumentar significativamente, por supuesto, lo hará, solo si ambas partes se preocupan, uno por el otro. Entonces, el tiempo que pasan juntos se vuelve cada vez más cómodo.

También podemos hablar de cercanía emocional y física, o una mezcla de ellas. Sin embargo, resulta importante aclarar que la intimidad no es lo mismo que el sexo. Por supuesto, la vida sexual puede llevar a desarrollar intimidad, pero recuerda que también existe sexo sin intimidad e intimidad sin sexo.

Por otro lado, la intimidad no debe interpretarse exclusivamente en una relación romántica hombre-mujer. También puede estar presente en otros tipos de relaciones humanas, como la amistad, la relación entre padres e hijos, hermanos, etc.

Las relaciones cercanas pueden ser cercanas solo porque involucran intimidad.

La intimidad es interpretada por las personas de muchas formas.
Algunas personas se sienten más cercanas durante una salida lujosa, otros al quedarse en casa viendo una película juntos. O quizás, esperan un paseo a la luz de la luna para tomarse de la mano y sentir el amor. Entonces, la razón es que cada uno de nosotros, experimentamos esta situación de muchas maneras diferentes.

Hay muchos factores influencian la calidad de intimidad que tenemos:
-Vía de socialización
-Cultura
-Religión
-Intereses
-Estilo de comunicación, etc.

De la misma manera, vale la pena analizar diferentes tipos de intimidad para descubrir el significado que le damos a la intimidad.

Emocional

Es una cercanía que permite compartir cosas personales. Cosas que no compartiríamos con nadie, solo con las personas que con las que sientes mayor confianza. Si la intimidad emocional funciona bien entre dos personas, es porque les gusta pasar tiempo juntos pues les resulta relajante. Es compartir pensamientos entre ellos sin temor a ser juzgados.

Intelectual

Es una cercanía donde las partes se permiten aprender y comprender el funcionamiento de sus mentes. Requiere el intercambio de ideas constante. Así, por ejemplo, el filosofar común, las conversaciones profundas pueden servir como señales seguras de este tipo de intimidad.

Físico

Significa cercanía física en una relación, esto incluye abrazos, sexualidad, besos, masajes, apretones de manos, etc. Pero como se mencionó anteriormente, la intimidad no requiere fundamentalmente sexualidad o romance. Abrazar, besar y estar cerca uno del otro, de forma fraternal, mientras nos comunicamos también son signos de intimidad física.

Experimental

Pasar tiempo de calidad con alguien forma una intimidad experiencial. Esto significa dedicar un tiempo agradable a la exploración de áreas de interés común. No tienes que pensar en complicar las cosas. Un buen ejemplo es ver una serie que les gusta a ambas partes juntas o un divertido juego de mesa.

Espiritual

Puede moldearse mediante el enfoque común de la espiritualidad. Si también encontramos armonía en nuestra orientación de fe, puede profundizar aún más nuestra cercanía, a nivel espiritual. La religión o la creencia que tengas es irrelevante lo importante es que sea armoniosa junto con la otra persona.

Los pilares básicos de la intimidad son:

Confianza

La capacidad de confiar varía según los traumas anteriores. A lo largo de los años, todo el mundo experimenta más y más traumas, y esto está influyendo en el desarrollo de relaciones confidenciales. Sin embargo, el hecho es que se necesita confianza para construir una relación íntima. Si confiamos en alguien, podemos contarle nuestros miedos, secretos y deseos. Esto le expresa a la otra parte que creemos que somos dignos de confianza, lo que le ayuda a sentirse más cerca y también a poder abrirse.

Aceptación

Cuando te das cuenta de que una persona te acepta tal como es, puedes estar seguro de que están en una relación íntima el uno con el otro. No te avergüenzas de tus gustos musicales, tu afiliación religiosa, tus circunstancias económicas, de absolutamente todo.

Honestidad

Este es un ingrediente clave. Sin honestidad, no hay intimidad, ya que la confianza es un requisito previo que da espacio a la honestidad. Solo podemos ser honestos si nos sentimos seguros cuando hablamos de nuestras emociones.

Seguridad

Cuando entregamos nuestro verdadero yo al otro, compartimos nuestros sentimientos y pensamientos más profundos. Todo esto en un espacio emocionalmente seguro, porque no le tenemos miedo al juicio. Al comienzo de una relación, esto obviamente aún no funciona, no es ahí donde comienza la construcción de la intimidad.

Simpatía

Todos se sienten bien cuando el otro se preocupa y es empático con la situación de su vida. Las conversaciones regulares con nuestros hermanos son importantes, por ejemplo, incluso cuando vivimos lejos. El interés constante en la existencia del otro es una confirmación de ser cuidadoso.

Amor

Su comunicación comienza con una muestra de interés mutuo. Y el interés es una forma de atracción. Esta atracción no tiene que manifestarse necesariamente físicamente. Puede suceder que un amigo se tome un día libre para hacer deporte juntos porque sabe que quieres adelgazar.

Comunicación

La comunicación adecuada ayuda a construir relaciones saludables. Cuando nos escuchamos y nos contamos nuestros verdaderos sentimientos, es posible entendernos verdaderamente, acercándonos aún más. Esto, por supuesto, lleva tiempo, no sucede de la noche a la mañana.

La intimidad requiere mucho trabajo, perseverancia, investigación, humildad y comprensión. Es un proceso lento, como un caracol, aunque en otras ocasiones pueden darse pasos espectacularmente grandes. Sin embargo, vale la pena la energía invertida, porque sin ella, las relaciones humanas no valen nada.

Hay muchos que le temen a la intimidad, en realidad le temen a la decepción.
Porque en el pasado reciente o lejano, alguien más los ha decepcionado y no quieren volver a salir lastimados. Esto es, por supuesto, una mala conducta, y las personas que viven conscientemente lo reconocerán tarde o temprano. Entonces tienen la oportunidad de cambiar de actitud y mirar abiertamente al futuro.

Puede suceder que alguien evite los contactos sociales por razones desconocidas e inconscientes. Estas personas a menudo tienen bajos niveles de autoestima, problemas sexuales y dificultades para formar nuevas relaciones. Se les aconseja que trabajen con un terapeuta para ayudar a descubrir y luego desbloquear estas trabas.

Nuestra salud mental está determinada en gran medida por la calidad y cantidad de intimidad presente en nuestras vidas. Nuestra relación con nuestros parientes cercanos, nuestra relación con amigos e intereses románticos, por último, pero no menos importante, la calidad de nuestra relación afecta en gran medida nuestro bienestar. Incluso si no tenemos un amorío, nuestras otras relaciones humanas pueden aliviar esta sensación de soledad.

Aquí definitivamente vale la pena mencionar la importancia de nuestra relación íntima con nosotros mismos. De hecho, cuando estamos bien con nosotros mismos, no podemos sentir soledad, falta de sentimiento o frustración simplemente porque no estamos viviendo en una relación.

Además, por supuesto, necesitamos a nuestros seres queridos y alimentamos las relaciones que son importantes para nosotros. Por cierto, es muy bueno experimentar nuestras emociones si las podemos expresar con un abrazo, un toque. Aquí es cuando se libera mucha energía, así como a través de la risa.

Ya que hablamos de las energías, veamos también el impacto de la intimidad en la salud. Es un refuerzo inmunológico, antihipertensivo, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y también es la clave para nuestra salud mental.

Y el siguiente paso es expresar lo que la otra parte necesita del compañero para sentirse seguro. Muchas veces esto no ocurre por sí solo, sino que requiere la ayuda de un profesional. Pero que nadie se asuste por esto, existen innumerables métodos terapéuticos que pueden ayudar a detectar y procesar traumas de forma personalizada.

Uno de estos Métodos es el Masaje Erótico que ofrecemos aqui, ven y escoge una de nuestras masajistas para ayudarte a superar esos traumas sesiones de placer inolvidables.

Artículos Relacionados

Copyright © 2021 Todos los derechos reservados a Masajes Eróticos Madrid || Diseñado y Desarrollado por Nessi Studio