Sexo Tántrico para Principiantes. Parte 3

Tabla de Contenido

4. Una forma de tener Sexo mucho más Lento

A diferencia de los movimientos más intensos que se practican en el sexo convencional, el sexo tántrico puede llegar a un estado de inercia, cuando los estáticos se conectan sexualmente. La ausencia de ego durante este ritual tántrico también asegura que el sexo no sea interrumpido por conversaciones o palabras que sean solo para el beneficio del ego. Ahora, los sonidos normales, como los gemidos, que son el resultado de los estímulos, ¡son geniales! Empiezas a notar en qué regiones tu pareja siente más placer y en cuáles se siente más insegura, por ejemplo.

El Abrazo Tántrico es una posición clásica del sexo tántrico en la que una mujer se sienta encima de un hombre uno frente al otro, con los dos mirándose a los ojos y respirando juntos. En el Abrazo Tántrico, puedes tocar a tu pareja con toques más sensibles, siempre observando que todavía no hay toque en los genitales. Luego, la mujer pasa de simplemente sentarse en el regazo de su pareja a envolver sus piernas de modo que esté sentada pecho con pecho, caderas con caderas y genitales con genitales.

Puedes aprovecharlo para utilizar otros recursos, como explosiones en regiones sensibles. ¿Conoces esa sensación de escalofrío en el cuello? El cuello y la oreja son regiones muy sensibles que se pueden explorar muy bien. Pero es importante recordar que cada persona tiene una respuesta diferente a un determinado estímulo y esa respuesta no siempre es de placer. ¡Necesitas conocer bien a tu pareja y practicar el Sexo Tántrico te ayudará mucho!

5. Tocar los Genitales

Bueno, hemos hablado mucho y a estas alturas quizás te estés preguntando: ¿qué pasa con el sexo? Cálmate, estás en el camino correcto. En este punto, tus energías sexuales están en la parte superior de tu piel y cualquier toque en áreas más sensibles generará dosis de éxtasis. Aquí es donde puedes empezar a tocar a tu pareja de una forma más sexual, más concretamente manipulando los genitales.

Masaje Lingam y Yoni: el Masaje Lingam y Yoni son técnicas de Masaje Tántrico que estimulan los genitales masculinos y femeninos, respectivamente. Los nombres en sánscrito se refieren al pene (lingam) y la vagina (yoni). En los hombres, las maniobras del pene, que no son un tipo de masturbación, proporcionan una variedad de sensaciones únicas. Se utilizan diferentes movimientos, desde los testículos hasta la cabeza del pene, utilizando una o ambas manos. En las mujeres, los movimientos parten de la ingle, pasando del labio grande al pequeño, hasta llegar a puntos más sensibles, como el clítoris y el punto G.

Estas dos técnicas necesitan un artículo aparte, ya que son técnicas muy específicas, por lo que no profundizaremos demasiado. Por ahora, usa los conocimientos que tienes y recuerda hacer siempre movimientos más lentos y fluidos. Intenta evitar el mecanismo de la masturbación y observa qué movimientos e intensidad siente tu pareja más placer.

6. Transición al Acto Sexual

Comienza a respirar sincronizado, disfruta de los besos y luego pasa al acto sexual en sí. Solo recuerda ir despacio, el abrazo tántrico alinea los chakras de ambas partes y mejora el estado de conciencia, además de ser ideal para la respiración sincronizada y el contacto visual.

«El cuerpo puede convertirse en un vehículo para lo que está más allá del cuerpo y la energía del sexo puede convertirse en una fuerza espiritual». – Osho

Los Beneficios del Sexo Tántrico

Orgasmos más Intensos y Múltiples

Probablemente uno de los aspectos más especiales de esta experiencia sexual es que no te concentras en la máxima sensación de placer (orgasmo) en solo un momento. En cambio, prolongas todas las sensaciones de placer, acumulando energía a lo largo del ritual tántrico, consiguiendo orgasmos mucho más intensos e incluso múltiples. El objetivo es intensificar la energía sexual para que tengas un período de energía mucho más largo a un nivel alto, en contraposición a un «rapidito».

Combate la Ansiedad y la Disfunción Eréctil, Genera mucho Placer

A diferencia del agotamiento que puedes sentir después de una experiencia sexual más frenética, el sexo tántrico es lento y profundamente rejuvenecedor. El sexo tántrico quita la presión y el enfoque de alcanzar un orgasmo pronto, convirtiéndolo en el objetivo final del acto sexual. De esta forma, ayuda a las personas que presentan disfunción eréctil principalmente por factores emocionales y psicológicos como la eyaculación precoz, la impotencia sexual y la anorgasmia.

Aprende más sobre las Técnicas Utilizadas en el Masaje Tántrico

Una forma de aprender un poco más sobre Tantra es hacer una sesión de Masaje Tántrico con un terapeuta calificado. Aprovecha esta oportunidad de ser el 100% el receptor. De esa forma podrás entender cómo funcionan los toques tántricos, la respiración y otras características fundamentales.

Si estás interesado en mejorar tus técnicas sexuales y condimentar tus relaciones, te sugerimos entrar en contacto con una de nuestras masajistas, permítete experimentar las increíbles sensaciones que un masaje tántrico profesional te proporciona. Te esperamos aquí en Masajes Eróticos Madrid, dispuestos a llevarte a un nuevo mundo de emociones y placeres.

Artículos Relacionados

Copyright © 2021 Todos los derechos reservados a Masajes Eróticos Madrid || Diseñado y Desarrollado por Nessi Studio